Buscar en este blog

viernes, 24 de julio de 2009

Consejos para navegar seguros por Internet

El Instituto Nacional de las Tecnologías de la Comunicación (INTECO) ha puesto en marcha la “Oficina de Seguridad del Internauta” (OSI) con el objetivo de proporcionar la información y el soporte necesarios para evitar y resolver los problemas de seguridad que pueden afectarnos al navegar por Internet. En este portal podemos encontrar información general sobre la seguridad en Internet, recomendaciones, guías y herramientas con las que navegar más seguro.
Y entre las medidas de seguridad que nos recomiendan adoptar están las siguientes:

Siempre
  1. Mantente informado sobre las novedades y alertas de seguridad.
  2. Mantén actualizado tu equipo, tanto el Sistema Operativo como cualquier aplicación que tengas instalada.
  3. Haz copias de seguridad con cierta frecuencia, para evitar la pérdida de datos importante.
  4. Utiliza software legal que suele ofrecer garantía y soporte.
  5. Utiliza contraseñas fuertes en todos los servicios, para dificultar la suplantación de tu usuario (evita nombres, fechas, datos conocidos o deducibles, etc.).
  6. Utiliza herramientas de seguridad que te ayudan a proteger / reparar tu equipo frente a las amenazas de la Red.
  7. Crea diferentes usuarios, cada uno de ellos con los permisos mínimos necesarios para poder realizar las acciones permitidas.
Durante la navegación
  1. Para evitar virus, descarga los ficheros solo de fuentes confiables.
  2. Descarga los programas desde las páginas oficiales para evitar suplantaciones.
  3. Analiza con un antivirus todo lo que descargues antes de ejecutarlo.
  4. Mantén actualizado el navegador para protegerlo contra los últimos ataques.
  5. Como apoyo para saber si una página es confiable utiliza analizadores de URLs.
  6. Configura tu navegador para que sea seguro.
  7. Ten precaución con las contraseñas que guardas en el navegador, y utiliza siempre una contraseña maestra.
Con el correo electrónico
  1. Desconfía de los correos de remitentes desconocidos, ante la duda elimínalo.
  2. No abras ficheros adjuntos sospechosos procedentes de desconocidos o que no hayas solicitado.
  3. Utiliza el filtro anti-spam y marca los correos no deseados como correo basura.
  4. Ten precaución con el mecanismo de recuperar contraseña, utiliza una pregunta que sólo tu sepas responder.
  5. Analiza los adjuntos con un antivirus antes de ejecutarlos en tu sistema.
  6. Desactiva la vista previa y la visualización en HTML de tu cliente de correo para evitar el posible código malicioso que pueda estar incluido en el cuerpo de los mensajes.
  7. No facilites tu cuenta de correo a desconocidos ni la publiques ’alegremente’.
  8. No respondas a mensajes falsos, ni a cadenas de correos para evitar que tu dirección se difunda.
  9. Cuando reenvíes mensajes a múltiples destinatarios utiliza la copia carbón oculta –CCO o BCC- para introducir las direcciones
En el comercio electrónico y al realizar trámites en línea
  1. Observa que la dirección comienza por https que indica que se trata de una conexión segura porque la información viaja cifrada.
  2. Asegúrate de la legitimidad de la página; con la barra de navegación en verde total confianza, con la barra en azul debemos conocer previamente que esa página coincide con la entidad solicitada.
  3. Ten en cuenta que tu banco NUNCA se pondrá en contacto contigo para pedirte información confidencial.
  4. Evita el uso de equipos públicos (cibercafés, estaciones o aeropuertos, etc) para realizar transacciones comerciales.
  5. Desactiva la opción ’autocompletar’ del navegador si accedes desde un equipo distinto al habitual o compartes tu equipo con otras personas.
  6. Cierra tu sesión cuando acabes, para evitar que alguien pueda suplantarte.
  7. Configura tu navegador para que puedas realizar cualquier transacción económica de forma segura
Con el Wi-fi
  1. Apaga el punto de acceso cuando no vayas a utilizarlo.
  2. Desactiva la difusión del nombre de tu red wifi – también llamado SSID- para evitar que equipos externos identifiquen automáticamente los datos de tu red inalámbrica.
  3. Cambia la contraseña por defecto ya que muchos fabricantes utilizan la misma clave para todos sus equipos.
  4. Utiliza encriptación WPA -o mejor WPA2 si tu sistema lo permite-, para evitar la captura de los datos que envías.